salud dental mujer

Salud bucodental en la mujer

Los cambios hormonales que experimenta la mujer a lo largo de su  vida condicionan la aparición de problemas dentales y gingivales.

Es sabido también que la mujer es muy sensible a la inflamación de las encías, la cual suele ser de origen bacteriano. Este problema, en la mujer, se agrava en períodos de cambios hormonales, como la  pubertad, el embarazo, o la menopausia. Por ello es fundamental unos hábitos saludables, como el cepillado diario después de cada comida, una alimentación sana, no fumar, mínimo consumo de alcohol y acudir al dentista periódicamente.

PUBERTAD
Durante ésta, las bacterias provocan con mas facilidad gingivitis (inflamación de las encías) con enrojecimiento y sangrado de las mismas, contribuye a dicha gingivitis puberal y esta favorecida por un aumento de hormonas sexuales, durante este periodo puberal. Por ello es fundamental durante este tiempo tener una muy buena higiene dental.

EMBARAZO: Gingivitis del embarazo: más intensa en el 2º trimestre del mismo, debido a los cambios hormonales, dichas hormonas actúan sobre los vasos sanguíneos de las encías, así como descenso en las defensas del organismo de la embarazada por lo que las encías se inflaman y crecen, sangrando con más facilidad e intensidad. Incluso llega a crecer tanto que la encía que se produce un epulis, (tumor en la encía durante el embarazo). De ahí mi recomendación de una visita, al menos, al dentista, sobre todo en el 2º trimestre del embarazo, que además ya están formados órganos del feto y en caso de ser necesario, se pueden acometer tratamientos que no se podían antes.

Esto en cuanto la embarazada no tenga una patología urgente, en cuyo caso debe acudir al dentista las veces que haga falta y acometer el tratamiento necesario, sea el tiempo de embarazo que sea. ya que esa patología en la boca puede tener repercusiones en el embarazo y en el feto. No olvidemos que a través del cordón umbilical pueden pasarle al feto germenes, bacterias, toxinas que puedan afectarle. Padecer inflamación de encías aumenta la posibilidad de tener un parto prematuro o un bebe de bajo peso.

Esta inflamación puede ser evitable, se ha visto que las mujeres que tienen una boca sana y se quedan embarazadas tienen pocas posibilidades de desarrollar una gingivitis del embarazo, al contrario mujeres con la boca descuidada es casi seguro que desarrollen gingivitis del embarazo. Por otro lado esta gingivitis, inflamación de la encía, tiene efectos sobre la diabetes, aumentando la misma y sus complicaciones.

MENOPAUSIA: Aquí las patologías son de otra índole, ademas de la gingivitis, como son:
a) El síndrome del ardor bucal, ardor y quemazón que afecta a la boca en general.
b) Boca seca, las glándulas salivares segregan menor cantidad de saliva, ademas numerosos fármacos disminuyen la producción de saliva, pudiendo derivar en problemas para masticar y saborear los alimentos.
c) Gingivitis, más severa y dolorosa a mayor edad.
d) Perdida de piezas dentales que impiden que comamos, además de la alteración estética que supone, lo que conlleva a la realización de tratamientos costosos y muchas veces de gran dificultad para el profesional.

Es por lo que aconsejo a todos mis pacientes una buena higiene oral, control de los alimentos que comemos y revisiones al dentista.

Hay publicado un DECÁLOGO DE LA HIGIENE BUCAL, que trataré de resumir y con el que estoy muy de acuerdo.

1) IR AL DENTISTA, al menos una vez al año.

2) CEPILLARSE LA BOCA 3 VECES AL DÍA. En general después de cada comida, pero imprescindible ANTES de acostarse y tras levantarse.

3) DENTRIFICOS QUE TENGAN FLUOR: Previenen las caries.

4)FORMA DE CEPILLADO. El cepillado con movimientos suaves, no agresivo, movimientos en circular y que llegue a todas las piezas dentales y todas las superficies de los dientes, incluso la lengua.

5) CAMBIO DE CEPILLO. Se recomienda cada 3 meses, pero puede ser incluso antes, fijarse en las cerdas (filamentos) de los cepillos, si están abiertas,etc,notamos que el cepillo no ejerce bien su función y no nos limpia perfectamente la boca.

6) USO DE HILO DE SEDA DENTAL, CEPILLOS INTERPROX E IRRIGADORES. Nos ayudan a terminar de eliminar los restos que hallan quedado entre los dientes, sobre todo su uso antes de acostarse.

7) DIETA SANA. Refuerza el sistema inmune, para defendernos de cualquier ataque bacteriano.

8) CHICLES SIN AZUCAR. Pueden ayudarnos en la higiene, ante la ausencia de cepillo, el limpiado no es lo mismo, pero algo elimina.

9) NO ABUSAR DE LOS BLANQUEADORES. Su uso abusivo provoca daños en el esmalte, dando lugar a molestias de sensibilidad dentaria.

10) ENJUAGUES BUCALES: Son validos, los hay como las pastas dentrificas de fluor para protección de la caries, con antisépticos, en caso de gingivitis, periodontitis,con nitrato potásico para la sensibilidad dental,etc

Esto es lo que quería transmitiros a las mujeres, que los cambios hormonales, en las distintas etapas de la vida, tienen repercusiones en las encías  y en los dientes, en la boca en general, y que lo mejor es la prevención : MANTENER UNA BUENA HIGIENE ORAL, REVISIONES EN EL DENTISTA DE MANERA RUTINARIA, mínimo una vez al año.

también unas nociones muy básicas sobre el cepillado e higiene dental.

Un saludo a tod@s y si no hay otra ocasión, desearos FELICES FIESTAS,UNA BUENA ENTRADA DE AÑO, Y SOBRE TODO SALUD, ACOMPAÑADA DE TRABAJO!