Feliz Navidad

Extracción de muelas de juicio

Hoy os voy a dar algunas pequeñas pinceladas sobre la indicación de extracciones de muelas de juicio. 

Hay que diferenciar distintas situaciones en la inclusión de los cordales.

A) Erupcionado: Toda la corona del cordal se encuentra en la boca.

B) Semierupcionado: asoma en la boca solo alguna parte de la corona del cordal.

C) Incluido: el cordal no asoma en la boca, no es visible.

Dentro de esto diferenciaría  dos situaciones

1) el cordal no esta en la boca, pero en la Radiografía se ve que ha perforado el hueso y por lo tanto esta entre el hueso y debajo de la encía, se dice que el cordal esta retenido

2) el cordal no ha perforado el hueso y se encuentra totalmente incluido.

Cuanto mas incluido en el hueso, más difícil sera la extracción. Aunque generalmente, estos cordales totalmente incluidos, normalmente producen menos síntomas y molestias en los pacientes. Al no estar en boca, menos posibilidades de infectarse o de que se produzca caries en los mismos. Muchos pacientes tienen durante gran parte de su vida cordales totalmente incluidos, que nunca le han causado ningún problema al paciente, incluso desconociendo de su existencia , y enterarse al hacerle una Radiografía panorámica su dentista.

Hay que tener en cuenta que ademas de inclusiones, también hay agenesias de estos cordales, es decir, ausencia de los mismos, si a los 10-12 años no se ve la corona del cordal en una radiografía panorámica, es probable la ausencia del mismo. La total calcificación de la corona del cordal ocurre a los 16-18 años, mientras que la calcificación completa de la raíz hasta pasados los 25 años.

Otra cuestión que plantean los cordales es: ¿hay que extraerlos?

En mi opinión hay que extraerlos siempre cuando produzcan sintomatología dolorosa o infecciosa en el paciente. Primero hay que enfriar el proceso con antibióticos y antinflamatorios y posteriormente extraerlos siempre. No esperar que se vaya a solucionar el problema definitivamente con la medicación. También hay que extraerlos cuando tienen una caries importante. Otro caso claro de extracción , es cuando la posición del cordal puede dañar por reabsorción al presionar sobre la pieza anterior. Típico caso del cordal incluido o semi erupcionado tumbado hacia las raíces de la pieza anterior, que hace que se reabsorban estas raíces posteriores del molar anterior o causan caries muy importantes en esa pieza que al final provoque la perdida de ambas piezas. Otra situación clara de extracción es cuando el cordal ocasione algún tipo de quiste o patología oral, como por ejemplo lesión periodontal (de la encía) en el molar anterior, sobre todo estas infecciones (pericoronaritis) alrededor del cordal ocurren en cordales semierupcionados. De ahí lo que comente antes acerca de las mayores posibilidades de infección y dolor en estos cordales semierupcionados que en los incluidos.

Otra cuestión polémica es : ¿hay que extraer por prevención los cordales en caso de apiñamiento dentario anterior?. YO, siempre que lo mande el Ortodoncista los extraigo sin más. Pero de manera preventiva, sino hay posibilidad de daño en la pieza anterior, si tiene una buena posición vertical sin presionar sobre la muela anterior, sin dolor ni infección, aunque haya apiñamiento, YO NO los extraigo.  . SI los extraigo, cuando al hacerlo gano un espacio de la extracción para echar las muelas hacia atrás y con este espacio corregir el apiñamiento anterior, aunque es lento.

La próxima vez diremos el tipo de patología que causan y algo sobre como tratarlos y extraerlos

Gracias y FELICES FIESTAS a todos