Entre urgencias y diastemas

Saludos every body!!

Ya en el último mes del 2014, ¡Cómo se pasa el tiempo!, increible, por otra parte es sinónimo de celebración, comidas, familia, en fin de buena convivencia (eso se intenta) y de excesos, cuidado con los kilos….
Laboralmente la semana tranquila, aunque os voy a presentar 3 casos que vimos la semana pasada.
1) Precisamente ayer por la noche, domingo, (sobre las 22h), vaya horitas, surgió una llamada de urgencia, una chica de Algeciras con un dolor de muelas increible, llevaba 2 días sin dormir, bajé a la clinica y vino llorando con un dolor inmenso que no cedía ante ningún analgésico ni antiinflamatorio, según ella estaba drogada de tanto analgésico como llevaba el fin de semana, le hicimos una radiografía y vimos que era un premolar inferior con una gran caries, no se veía ninguna infección importante, le propusimos la extracción de la pieza, o bien una endodoncia (matar el nervio) seguido de reconstrucción de la pieza. Optó por esta última solución, empezamos la endo y se la dejamos preparada para rellenar el conducto este jueves, le mandamos que siguiese con analgésicos hasta que remitiese el dolor.

Me ha llamado esta mañana para darme las gracias por todo, pero sobre todo porque habia podido dormir toda la noche del tirón, cosa que no le ocurría desde el jueves.
2) Otra paciente y amiga mía, se pasó por la consulta hace 15 días con un diente roto y que le dolía bastante, aunque el dolor era sensible a los analgesicos.

En este caso le hicimos también una endodoncia, pero con una espiga-muñón colado (poste metálico cementado en la raiz del diente que confecciona el laboratorio a medida) seguido de una corona de metal-cerámica. El caso lo acabamos la semana pasada y la verdad mi amiga quedó contenta con los resultados.

foto11204foto21204

3)El caso mas dificil, pero del que estoy más satisfecho, es un caso derivado por su ortodoncista, con la ortodoncia terminada, el niño presentaba grandes diastemas(separacion entre los dientes), entre los 6 dientes anteriores del maxilar superior. La separación era tan importante que era imposible cerrarla, nos devanamos los sesos para darle una solución satisfactoria y decidimos colocarle carillas de cerámicaen los incisivos laterales y hacerle reconstrucciones en ambos caninos para disminuir en todo lo posible la separación interdentaria (diastemas). Por otra parte ni la madre ni el propio niño querían que se le tocasen mucho los dientes por su corta edad y por encontrarse en periodo de crecimiento oseo y dental el niño, por lo que tuvimos que consensuar un tratamiento entre todos. El paciente y su madre están contentos con el resultado obtenido, yo personalmente también. Os mando varias fotos del caso antes de iniciar el tratamiento y terminado, valorarlo!!

foto31204foto41204