Cuidado de los implantes dentales

La implantología es la especialidad que más ha crecido en la odontología en los últimos años. Además, se han incorporado en la colocación de Implantes, clínicas de odontología general, como resultado de lo cual, el aumento en la colocación de Implantes ha crecido de un modo exponencial, como consecuencia, cada vez es más frecuente ver fracasos de implantes. Estadísticamente este fracaso es 5-12% por lo que es tan importante las revisiones para detectarlas causas que inician o provocan el fracaso de los implantes.

Decir, que dichas complicaciones pueden producirse de manera temprana, o tardía. Además, estas complicaciones pueden ser biológicas: como ya he dicho en comunicaciones anteriores, la importancia de cuidar y mantener la encía que rodea al-los implantes, evitar que se infecte o entren bacterias a través de la encía, cuando solo se afecta esta, sería una Mucositis, que se puede tratar con limpieza exhaustiva de la zona, enjuagues con antiséptico (clorhexidina), y controlándolo suele remitir. Si la infección avanza y progresa afectando al hueso, se produce perdida ósea alrededor del Implante, complicando el tratamiento y convirtiéndolo en un problema quirúrgico, desbridando la herida, eliminando tejido de granulación, limpiando y desinfectando la superficie del implante expuesto y si se puede y dependiendo del defecto oseo, yo hago regeneración ósea, con mezcla de hueso del paciente y bovino, recubierto por membrana de colágeno.

Otro tipo son las complicaciones mecánicas: tiene que ver con aflojamiento de tornillos, fractura de los mismos, incluso fractura del implante (más difícil, a mí solo me ha pasado una vez), fractura de la cerámica, esto se suele producir en pacientes bruxistas, apretadores. Yo si puedo coloco la prótesis atornillada al implante, por lo que, si se rompe la cerámica, desatornillo la prótesis y la mando al laboratorio para que la reparen y volverla a atornillar.

Luego las podemos clasificar entre  complicaciones tempranas, se trata de infecciones que afectan al implante durante el primer mes. Esta infección produce una perdida ósea alrededor del implante, haciendo que su pronóstico sea peor. Esto se puede minimizar con profilaxis antibiótica, yo suelo recetar amoxicilina con clavulánico durante 5-6 días y enjuagues antisépticos con clorhexidina.

Las complicaciones tardías, una vez colocada la prótesis sobre el Implante, suelen corresponderse con problemas de la encía que rodea al implante, lo que ya comenté sobre las infecciones por mala calidad de la encía que rodea al implante y/o por falta de higiene por parte del paciente.

A veces son varias las causas que confluyen en la pérdida del implante. En mi experiencia suele ser una mezcla de una no muy buena técnica quirúrgica en la colocación del Implante y rodeado de mucosa gingival en vez de encía adherida al implante, y por otra parte la mala higiene bucal del paciente.  El tabaco que también puede influir en la falta de integración del implante, y más si se acomete un proceso de regeneración ósea, para lo cual el tabaco es fatal.

Por lo tanto, se recomienda antes de iniciar el tratamiento quirúrgico el eliminar todos los factores de riesgo que tenga el paciente: eliminar sarro, gingivitis, periodontitis, caries, infecciones pulpares, etc., que tenga la boca sana.

Durante la cirugía tenemos que colocar el implante de la mejor manera posible en cuanto a torque, que quede estable, yo lo suelo medir con un aparato OSTELL (me indica si el Implante tiene estabilidad y no se mueve. La movilidad del implante impide su integración), posición, para soportar mejor las cargas y que permita una buena higiene por parte del paciente. Y tratar lo mejor posible la encía que va a rodear al implante.