Cordales, muelas del juicio y sus problemas

Buenas a tod@s, para alegría de muchos de vosotros por la proximidad de la feria de la ciudad, yo personalmente ,aprovecho para salir y coger una semana de merecidas vacaciones, pues para despedirme en esta comunicación os voy a hablar (bajo mi experiencia y punto de vista) de las “putadas” y complicaciones que nos pueden producir los cordales incluidos, más conocidos como las Muelas del Juicio que no quieren salir.

muela juicio

Como noción general, los cordales pueden estar, por su posición

A) Incluido: Cuando el cordal esta totalmente cubierto de hueso y evidentemente, cubierto por la encía, es decir no se ve nada del cordal, totalmente tapado.

B)Erupcionado: El cordal este totalmente o parcialmente en la boca.

C) Submucoso: El cordal está total o parcialmente fuera del hueso, pero está tapado por la encía (no se vé en la cavidad bucal) pero se vislumbra al presionar sobre la encía o esta esta algo sobre elevada.

Segun los libros, casi el 40% de la población tiene algún cordal incluido y dentro de estos, el 60% presentan alguna patología, que hace aconsejable la extracción de dichos cordales.

Las causas de que los cordales no puedan erupcionar completamente y salir en la boca, en la mayoría de los casos es por falta de espacio para poder salir entre el 2º molar y la parte posterior de la tuberosidad maxilar,o entre el 2º mollar y la rama ascendente de la mandíbula. También puede haber otras causas, como por ejemplo: obstáculos mecánicos que impiden la erupción del cordal,( odontomas, etc). Bajo mi modesta opinion estas son la principales causas.

Otro asunto importante es el referente a qué hacer con los cordales, cuando extraerlos y cuando no. Mi opinión puede no coincidir con los libros, bajo mi humilde opinión, los cordales asintomáticos, los que al paciente no le duelen ni nada, NO los extraigo, adopto una actitud expectante, le mando a revisiones al paciente 2 veces al año y mediante rayos X, voy controlando la evolución del mismo, pero en cuanto se produzcan las molestias procedemos a extrarlos.
Otro debate con los cordales, es si es necesario extraerlos para tratamiento de ortodoncia, yo en principio no veo que siempre que haya un pequeño apiñamiento, tengamos que extraer los cordales, pienso que en el apiñamiento dentario influyen otros factores, ademas de los cordales. En caso de gran apiñamiento, SI indicaría la extracción de los cordales, ademas en este caso la extracción haría que el resultado de la ortodoncia,fuese mas estable en el tiempo.

Hay veces que también indico la extracción en pacientes asintomáticos, pero que en la rayos X, se revelan otras patologías asociadas a los cordales (quistes, tumoraciones, etc.). A veces los radiologos, antes de comenzar (2 semanas) un tratamiento de Radioterapia, nos indican la extracción de los cordales.
Podemos concluir que en los cordales siempre que hay sintomatología, dolor o infección, se recomienda la extracción del cordal. 

También recomiendo la extracción en caso que el cordal este lesionando la pieza anterior ( 2º molar), bien produciendo caries en esta pieza o lesiones periodontales, muchas veces si no se coge a tiempo puede acabar con la extracción de ambas piezas.
Otro asunto importante son las complicaciones que producen los cordales, la más frecuentes son las infecciosas, dentro de estas:

A) la pericoronaritis: Es la infección de la mucosa que rodea al cordal, sobre todo en el cordal inferior cuando esta parcialmente erupcionado. Al romper la mucosa es una vía de entrada de germenes, restos alimenticios, etc. que favorecen infecciones de la zona. Se nota inflamada la mucosa alrededor del cordal, además de salida de un exudado purulento al presionar la mucosa, cursa con dolor importante que puede irradiarse a la amígdala u oído.

El tratamiento consiste en antibióticos + anti inflamatorios + anti infecciosos locales. Una vez pasada la infección se debe realizar la extracción del cordal.

A veces también hay infección ganglionar, con ganglios palpables y algo dolorosos, que pueden hacerse mas, produciendo incluso fiebre y afectación del estado general del paciente.
Si la pericoronaritis persiste puede extenderse la infección por los espacios celulares, produciéndose una celulitis, inflamación importante de la cara ,que incluso se extiende por debajo de la mandíbula,la cara esta caliente, edematosa y es depresible, con gran dolor, y que puede fistulizar por la piel.
Como ya señalamos el cordal puede dañar muy seriamente a la pieza anterior, provocando muchas veces la pérdida de la misma. También señalamos que si se carian estos cordales, dichas caries pueden provocar quistes radiculares, que con el tiempo pueden degenerar en tumoraciones, es pues fundamental la extracción del cordal y además quitar cualquier lesión quística asociada.

Hay casos que los cordales causan cuadros dolorosos en la región facial, en los que no se encuentra algo que lo justifique, y que muchas veces con la extracción del cordal se resuelven, confundiéndose con neuralgias del trigémino.
Es muy popular la alopecia areata, por la inclusión de un cordal, alopecia redondeada.

Alopecia areata

En definitiva, los cordales pueden ser fuente de muchos problemas, y cuando los produzcan debe extraerse el cordal, esperando siempre que esté sin infección, con un tratamiento previo de antibióticos + anti-inflamatorios.
En los casos que no hay patología, seguimiento del mismo, pero yo soy conservador y en principio no los extraigo, pero SI vigilarlos.

Espero que a partir de ahora, cuando vuestro dentista os aconseje la extracción de las muelas del juicio entendáis que es por vuestro bien y evitar tan numerosas complicaciones que puedan surgir por no sacarlas a tiempo!..
MUCHAS GRACIAS