Blanqueamiento dental

Hoy os dejo este artículo sobre el Blanqueamiento Dental, es un tratamiento que se ha convertido en algo muy demandado en las clínicas dentales, por lo que considero de vital interés teneros bien informados al respecto.

Principalmente hoy en día hay tres sistemas. La aplicación de geles blanqueadores basados en peróxido de carbamida (de uso doméstico), peróxido de hidrógeno (de uso clínico, bajo la supervisión del dentista) y los dentífricos que anuncian esta propiedad.

La primera pregunta que nos viene a la mente es:

¿Porque se oscurecen los dientes?

A lo largo de la vida, el esmalte se va desgastando con lo que se transparenta la capa más profunda (dentina) que es de un color más oscura. Por otra parte, determinadas sustancias (vino, café, te, tabaco, hierro, frutos rojos) con el paso del tiempo en contacto con los dientes producen manchas y tinciones en los mismos. Igual, con respecto a determinados medicamentos (tetraciclinas), en mi experiencia en este caso es imposible blanquear los dientes y solo nos quedarían otras opciones más agresivas, coronas de cerámica o carillas también de cerámica, o colutorios antisépticos (clorhexidina), cuyo uso prolongado tiñen los dientes. Pero en este caso con una limpieza o la aplicación de bicarbonato a presión, si se quitan estas tinciones.

¿En qué consiste en blanqueamiento dental?

Aclarar el máximo posible el color de los dientes, quitando las manchas que pudieran tener, y con reacción química que se produce en el esmalte de los dientes por la acción de ambos peróxidos (de hidrogeno y de carbamida). Estos son agentes que producen reacción de oxidación en el diente que descompone las moléculas de los agentes causantes de las tinciones.

 

Básicamente hay dos tipos de blanqueamiento:

A) domiciliario. Se lo hace en casa el propio paciente, explico cómo lo hago en mi clínica: se le toma las medidas de los dientes del paciente, la positivo con escayola, así tengo un modelo de la boca del paciente, en una máquina de vacío se confecciona una férula de la boca del paciente y se pone durante 1/2 hora, antes de acostarse con Peróxido de Carbamida. Pasada la 1/2 hora se la quita, la enjuaga y la guarda. La duración aproximada es de 4 semanas. Yo, este tratamiento domiciliario lo indico después de haber hecho el tratamiento en la clínica, bajo mi supervisión con Peróxido de hidrogeno al 36%.

B) Blanqueamiento en clínica: Obligatoriamente bajo mi supervisión, con Peróxido de Hidrogeno que, es muy buen agente blanqueante , pero es muy agresivo con las encías, las mucosas bucales y lengua y en contacto con ellas produce unas “heridas blancas”, isquémicas, que son dolorosas para el paciente. Lo primero, entonces es colocar un aislante, protector de las encías, para luego aplicar en los dientes el gel de Peróxido de Hidrogeno durante 1/2 hora, aplico algo de calor con una lampara de luz halógena. Hay que aislar muy bien el gel de Peróxido, para que no entre en contacto con las encías ni con las mucosas ni la lengua, etc.

Antes de iniciar el proceso, tomo el color de los dientes, para compararlo con el que tenemos al finalizar la sesión y evaluar los resultados.

Por último, tenemos los dentífricos blanqueadores que se anuncian y comercian, pero en mi opinión no blanquean pues la concentración de blanqueantes es muy limitada. Podría servir como mantenimiento, pero no más. Por otra parte, mucho cuidado con la venta en Internet de “KITS BLANQUEANTES, que la gente se aplica sin ningún control y con nulos resultados, además pueden producir lesiones gingivales y de las mucosas bucales.

Por lo tanto, los tratamientos blanqueantes deberían ser controlados y supervisados por un dentista, porque este tratamiento tiene ciertos “riesgos”

Riesgos de los blanqueamientos dentales.

A) Pueden producir sensibilidad dental: cuando eso ocurre ceso por un tiempo el tratamiento y mando pastas y enjuagues bucales contra la sensibilidad (triclosán). Esto es debido a la agresividad del peróxido sobre el esmalte, que hace que el diente tenga una sensibilidad que antes no tenía. Pero es reversible, desaparece.

B) No todos los dientes son susceptibles de blanquearse. Ya comenté, que los que tomaron durante un tiempo tetraciclinas, no se pueden blanquear, salvo con otro tipo de tratamiento más agresivo: carillas o coronas de cerámicas. Lo mismo en personas con fluorosis, por consumo de agua con excesiva concentración de Flúor, dientes con coronas o empastes (tampoco se blanquean).

También hay que decir, que los blanqueamientos no eximen de hacerse una limpieza bucal, que debe de ser el primer caso para eliminar manchas, sarro y tinciones que solo se quitarían de esta forma.

Un comentario sobre “Blanqueamiento dental”

Los comentarios están cerrados.