De la boca al corazón, gingivitis y arterioesclerosis

Sabemos que las enfermedades cardíacas constituyen una de las principales causas de muerte en nuestro país, con origen en procesos de arteriosclerosis.
Al mismo tiempo también sabemos que las enfermedades de las encías afectan a casi la mitad de la población española. La existencia de datos que hacen pensar en una posible relación entre ambas patologías me animan a estas reflexiones genéricas.
Primero haremos referencia de una manera muy general a las enfermedades de la encía.
El termino periodontitis se refiere a enfermedades inflamatorias que afectan a los tejidos que rodean al diente (periodonto) y que fijan el diente al hueso que rodea a las raíces dentarias. Es una enfermedad crónica que cursa con brotes, causada por bacterias, que anidan en nuestra boca y que ,dependiendo de la sensibilidad de cada persona, crecen y se hacen fuertes frente a nuestras defensas, provocando destrucción de los tejidos que rodean al diente, provocando inflamación, sangrado y dolor de las encías.
Al principio esta patología, evoluciona sin dolor hasta sus fases más avanzadas.
Los primeros signos que aparecen son la inflamación de las encías, la gingivitis, que produce además de la inflamación de la encía, hinchazón de la misma y sangrado de la misma, bien al cepillarse en las primeras etapas o espontáneamente en fases más avanzadas.
Cuando pasamos a un segundo estadio, ya la encía se despega del diente, lo observamos, dando una corriente de aire, vemos como la encía se mueve y esta separada del diente, formándose bolsas que van profundizando hacia el interior del diente y que se pueden medir con sondas periodontales la profundidad de dichas bolsas, entonces ya se ha constituido la periodontitis, estado avanzado de la gingivitis, esta solo inflamación y sangrado, pero sin bolsas.
Aparecen ya síntomas, como la recesión de las encías, sensación de dientes mas largos, separación de los dientes, aumento de la sensibilidad dentaria, mal aliento y finalmente, aparición de flemones y abscesos, con movilidad dentaria y perdida de los dientes. Algunas veces las enfermedades de la encía pasan desapercibidas y solo el odontólogo puede detectarla.
Nos haríamos la siguiente pregunta, ¿es la periodontitis un riesgo para la enfermedad cardiovascular?
Se han encontrado bacterias y gérmenes causantes de enfermedad periodontal, por ejemplo: Porphiromona Gingivalis, en las placas de ateroma vasculares, que provocan anginas, infartos, etc, y cada vez hay más pruebas que avalan la asociación de enfermedades cardiovasculares con periodontitis.
Al ser la periodontitis una infección oral producidas por bacterias que invaden las encías, se piensa que estas bacterias pueden provocar infecciones a distancia, en el corazón u otros órganos, difundiéndose a través del flujo sanguíneo. Éstas bacterias actúan sobre el mecanismo que provocan la arterioesclerosis y sus consecuencias, angina de pecho, infartos, etc ademas también se produce una inflamación desencadenada por nuestras defensas, en su lucha contra las bacterias, que ayudaría al desarrollo de la enfermedad coronaria.
Los factores de riesgo en las enfermedades coronarias: tabaco, diabetes, obesidad, stress, también influyen en el desarrollo de la enfermedad periodontal, así pues, vemos la relación entre ambas enfermedades.
Concluyendo, la importancia de establecer prevención para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y periodontales, un estilo de vida saludable, dieta sana y equilibrada, ejercicio físico, no fumar, una buena higiene oral y revisiones anuales en el dentista, puede ser importante para prevenir este tipo de enfermedades y una mejoría tanto en la esperanza como en la calidad de vida.
algeciras boca corazon
Un saludo