Apnea del Sueño

Se define la Apnea del sueño, como un trastorno respiratorio caracterizado por una obstrucción total o parcial de la vía aérea superior, que produce paradas respiratorias de unos pocos segundos, acompañados o no de ronquidos. La persona que lo escucha puede asustarse, pues nota que se interrumpe el ciclo respiratorio, parada respiratoria, por unos segundos, y vuelve a reanudarse la respiración de manera brusca muchas veces. Suelen ser personas que roncan.

Se calcula en unos dos millones de personas los que sufren de Apnea. Se produce falta de descanso nocturno, lo que conlleva cansancio durante el día, cefaleas, etc. con deterioro en la calidad de vida.

En este punto resulta importante la colaboración del dentista, para detectar a estos pacientes con ronquido y que sospechemos Apnea del sueño, por nuestro conocimiento de la anatomía bucal y del principio de la vía aérea(tráquea). Esto lo podemos hacer en una revisión rutinaria de la boca del paciente. Hacemos una exploración de la boca, principio de la tráquea, nariz, para poder detectar estrecheces en las vías aéreas que dificulten el paso del aire. Además, debemos obtener una radiografía de rayos X de toda la boca para poder detectar estrechamientos en el acceso a las vías respiratorias. Con la exploración y las Radiografías obtenemos unos indicios de cómo se encuentran de permeables las vías aéreas. Pero el diagnóstico definitivo se obtiene a través de una prueba: Polisomnografía, que se hace monitorizando al paciente una noche en una Unidad del sueñohospitalaria.

De Robert Lawton – Trabajo propio, CC BY-SA 2.5, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=741662

Una vez que tenemos el diagnóstico de la Apnea del sueño, si el paciente está en una fase inicial puede ser tratado de los ronquidos y la Apnea mediante un dispositivo de Avance mandibular, el cual hace que cuando vayamos a dormir al tener avanzada la mandíbula aumente el espacio para el paso del aire y poder respirar mejor. Este aparato se confecciona: primero se toman medidas de la arcada superior e inferior, se posiciona la mandíbula del paciente en una posición adelantada, se le manda que reproduzca en boca esta posición adelantada y se le toma una mordida en esa posición fijada (que supone un mayor espacio de las vías aéreas para el mejor paso del aire). Se manda al laboratorio tanto las medidas como la mordida en posición avanzada, mandibular, y nos confeccionan un aparato que el paciente se pondrá para dormir, mejorando la respiración durante el sueño y sin ronquidos.

Nada que ver con los genéricos que puedes adquirir en cualquier plataforma de ventas online, es muy importante que el dispositivo sea a medida, personal e indicado por personal facultativo.

De ClaraGSZ – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=71669592

En los casos más graves el paciente deberá usar un aparato nocturno, CPAP (presión positiva continua), a decir verdad, en los casos avanzados es el único tratamiento efectivo. Es un aparato que el paciente se coloca, cubre la nariz, y conectado, tiene una cámara que genera aire el cual entra por la nariz del paciente haciendo que respire bien y descanse ok, sin desvelos ni sobresaltos.

CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=18885672

Por lo tanto, los dentistas somos los indicados en muchos casos para iniciar un diagnóstico de Apnea del sueño, al explorar boca, nariz e inicio de vías aéreas, además de radiográficamente. Si lo sospechamos yo los derivo a una Unidad del sueño y de allí con la Polisomnografía harán el diagnóstico definitivo y el grado de Apnea, además del tratamiento, tanto un aparato de avance mandibular en fases iniciales, como un CPAP para los casos más severos.